Oscar Niemeyer, el Señor de las Curvas

Oscar Niemeyer, el último de los grandes maestros de la arquitectura del Siglo XX, fallece el 5 de diciembre a los 104 años en su ciudad natal, Rio de Janeiro.

Oscar Ribeiro de Almeida de Niemeyer Soares (1907-2012) es uno de los más influyentes personajes en el escenario de la arquitectura moderna internacional. Su obra cobró celebridad por el uso innovador de la luz y el espacio, la utilización de hormigón armado otorgándole un valor estético en sí mismo y por su "invención arquitectónica", como el propio Niemeyer dio en llamar a ese estilo tan personal que produjo edificios que se acercan a la escultura abstracta.

“No es el ángulo recto el que me atrae, ni la línea recta, dura, inflexible, creada por el hombre. Lo que me atrae es la curva libre y sensual, la curva que encuentro en las montañas de mi país, en el curso sinuoso de sus ríos, en las olas del mar, en el cuerpo de la mujer preferida. De curvas está hecho todo el universo, el universo curvo de Einstein.”

La carrera de Niemeyer comenzó en los años 30 y abarcó 9 décadas. Sus emblemáticas obras en vidrio y hormigón armado incluyen hitos tan distintivos como el edificio de las Naciones Unidas en New York, la sede del Partido Comunista en París, o el Museo de Arte Contemporáneo de Niteroi en Rio de Janeiro.

Se hizo acreedor de innumerables premios y reconocimientos, incluyendo el Premio Pritzker de Arquitectura en 1988, el "Nobel” de esa disciplina, por la realización de la Catedral Metropolitana de Brasilia. El edificio, considerado un ícono de la arquitectura moderna, presenta una cúpula en forma de "corona de espinas" que baña la iglesia de luz y le otorga una celestial sensación de grandeza aún cuando la mayor parte del edificio se encuentra bajo tierra.

Sin embrago, el conjunto de edificios públicos realizados en la Ciudad de Brasilia sigue siendo su obra más reconocida y perdurable. La ciudad fue diseñada y construida en un plazo de 4 años siendo inaugurada el 21 de abril de 1960. En pocos meses, Niemeyer diseñó decenas de edificios residenciales, comerciales y administrativos como el Palacio de la Alvorada (residencia presidencial); el Congreso Nacional, o el Palacio de Itamaraty (sede del Ministerio de Asuntos Exteriores) que hacen de la capital de Brasil una ciudad única en el mundo.

En Argentina se proyecta actualmente la construcción de la única obra de este gran maestro en el país: el Puerto de la Música, un complejo cultural con sala de conciertos, centro de exposiciones y escuela de música ubicado a la vera del río Paraná la Ciudad de Rosario, Santa Fe. El propio Niemeyer describe el proyecto con una belleza inigualable:

Para conocer más sobre la obra de este genial arquitecto:
http://www.niemeyer.org.br/

Las imágenes pertenecen al sitio abduzeedo.com

Sin votos aún
07/12/2012
Cora
Pin It
expandir ocultar